Roma en tres días

La gran cantidad de aerolíneas low cost que unen las principales ciudades españolas con Roma y su proximidad (el vuelo no dura ni dos horas), han hecho que esta ciudad se convierta en un clásico de las escapadas de fin de semana. Así pues, si es la primera vez que viajáis allí, os dejamos una ruta de tres días por Roma para que no os perdáis ninguno de los imprescindibles de la Ciudad Eterna.

Día 1

Es un clásico, pero no decepciona. Empezar la ruta por Roma visitando el Coliseo siempre es garantía de éxito. Su buen estado de conservación te permite viajar hasta 2000 años atrás y imaginarte perfectamente cómo sería aquel gran recinto en su momento de máximo esplendor. Las colas para acceder suelen ser interminables, pero hay algunos trucos para entrar en el Coliseo sin hacer cola. Una vez visitado el Coliseo, la mejor alternativa es aprovechar para visitar el Foro romano y palatino, ubicado justo en frente.

roma_en_3_dias-1

Una de las entradas está al final de la Vía de San Gregorio, a cinco minutos andando, y para aprovechar el paseo completamente y todas las vistas que ofrece este conjunto monumental, se puede salir por el acceso que hay justo al otro lado, junto a la Piazza del Campidoglio, diseñada por Miguel Ángel y donde, además, del Ayuntamiento de Roma también está la sede de los Museos Capitolinos. Si todavía tenéis fuerzas y os apetece mucho la col·leción escultórica y pictórica que custodia es muy interesante. Sino, bajad las escaleras en dirección a la Piazza Venezzia e id hacia la zona del Foro de Trajano, visible desde la Via dei Fori Imperiali que acaba conduciendo de nuevo hasta el Coliseo. Esta zona está llena de restaurante y trattorias donde detenerse a comer. Rebuscad un poco entre los callejones para encontrar una alternativa a los restaurantes más turísticos que hay en la Via dei Fori Imperiali.

roma_en_3_dias-2

Una vez recuperadas las fuerzas, es de visita obligada la iglesia de San Pietro in Vincoli, donde el fondo de una de las naves está el imponente Moisés de Miguel Ángel. Para acceder a ella lo mejor es hacerlo desde la Via Cavour donde está la señalizada la escalinata de San Francisco de Paula que casi desemboca en la plaza donde está la iglesia.

Es posible que después de todo este recorrido no podáis más, así que una recomendación: id a descansar un rato a vuestro alojamiento y cuando empiece a caer la luz coged un autobús o un metro hasta la Ciudad del Vaticano y pasead por una plaza que durante el resto de horas del día está infestada de turistas y donde durante la noche reina una calma absoluta. En el entorno hay infinidad de restaurantes donde cenar, eso sí, tened cuidado con los precios. Otra alternativa, igual de buena, es ir a buscar un restaurante por la zona de la Piazza Navona y Piazza della Rotonda, la del Panteón, unas plazas que respiran magia en el momento en que cae la noche.

roma_en_3_dias-3

Día 2

Ahora que ya os habéis hecho una idea de cómo es y cómo se vive en la ciudad eterna, es un buen momento para dedicar uno de los días a visitar el país más pequeño del mundo: el Vaticano. Visitar los Museos Vaticanos, subir a la cúpula de San Pedro y visitar la Basílica, tres imprescindibles de este pequeño país, ya os robará casi todas vuestras fuerzas. Para conocer más detalles sobre esta zona de Roma podéis leer este artículo que ya publicamos hace unas semanas sobre pasar un día en el Vaticano.

roma_en_3_dias-4

Cuando hayáis terminado de visitar la inmensa y maravillosa basílica, caminad por la Via della Conciliazione para ir hasta los pies del Castel Sant’Angelo y atraviesad el puente que hay justo en frente, os regalará unas vistas espectaculares de la ciudad sobre el Tíber.

roma_en_3_dias-5

A la hora de la cena no perdáis la oportunidad de ir hasta el barrio del Trastevere, una de las zonas más genuinas de la ciudad. Aunque está bastante dedicada al turismo y hay infinidad de restaurantes, todavía conserva calles adoquinadas y aquel aire romántico de la Roma más auténtica. Si tenéis la oportunidad de visitar el barrio también de día, no dejéis de entrar en la iglesia de Santa María in Trastevere, una de las más antiguas de la ciudad.

Día 3

Ha llegado el día de pasear y descubrir el centro de Roma. Un buen punto de partida puede ser el mercado Campo dé Fiori, abierto cada mañana en la plaza del mismo nombre. Desde allí vale la pena seguir hacia la Piazza Navona y empezar a recorrer callejuelas hasta la Piazza della rotonda, donde hay que entrar, sí o sí, en el Panteón. Entre estas dos plazas está la iglesia de San Luigi dei Francesi donde se conservan tres frescos de Caravaggio. La ruta debe seguir en dirección a la Fontana de Trevi donde pasaréis un buen rato encontrando un buen ángulo desde donde tirar la moneda. Recuerdad que para que se cumpla el deseo de volver a Roma debéis tirarla con la mano derecha sobre el hombro izquierdo.

roma_en_3_dias-6

roma_en_3_dias-7

A cinco minutos encontraréis la escalinata de la Piazza di Spagna. Aprovechad las vistas que ofrece la concurrida escalinata para descansar un rato. Si os gustan las tiendas lujosas, no perdáis la oportunidad de dar un paseo por la Via Condotti, la que hay justo en frente de las escaleras, llena de establecimientos de grandes marcas y precios estratosféricos.

La siguiente parada puede ser la Piazza del Popolo, donde tiene mucho interés visitar la iglesia de Santa María del Popolo y las dos iglesias gemelas de Santa María in Montesanto y Santa Maria dei Miracoli. Para terminar el día con más tranquilidad, os recomiendo un paseo por el parque público más grande de Roma, Villa Borghese, donde, si la ciudad no ha terminado todavía con vuestras fuerzas, podñeis visitar la Galleria Borghese, una espléndida pinacoteca (hay que reservar la entrada previamente).

roma_en_3_dias-9

roma_en_3_dias-8

Si completáis esta ruta estaréis cansados, pero tened en cuenta que aún os quedarán muchas cosas por ver de la Ciudad Eterna. La solución? Volver!

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Share on Tumblr0

Nascuda a Tarragona, sóc periodista per vocació. M’agraden els castells i les cireres i m’apassionen els viatges i la fotografia. En una altra vida vull ser viatgera a temps complet // Nacida en Tarragona, soy periodista por vocación. Me gustan los castells y las cerezas y me apasionan los viajes y la fotografía. En otra vida quiero ser viajera a tiempo completo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies