Balance viajero del 2016

balance_2016-1

Quedan pocas horas para despedir el 2016 y ha llegado la hora de mirar atrás y hacer memoria de todos aquellos lugares que hemos podido descubrir a lo largo de estos últimos 366 días, hacer un balance viajero de 2016.

Para nosotros ha sido uno de los años más prolíficos y más emocionantes, ya que por primera vez hemos cruzado las fronteras europeas para poner los pies en Asia y en Estados Unidos. Este 2017 tendremos que frenar un poco, viajeramente hablando, así que estamos encantados de haber podido aprovechar tanto como ha sido posible este 2016.

Enero

Justo después de Reyes, arrancamos el año desde Oporto. Fue una escapada de cuatro días muy lluviosa, pero que nos permitió descubrir una región de la península ibérica hasta ahora desconocida para nosotros. Lo mejor de todo es que cumplió con las expectativas de ir a un lugar bueno (comimos muy bien), bonito (Oporto y las pequeñas ciudades que visitamos nos encantaron) y barato (la relación calidad precio de la escapada estuvo muy bien).

Febrero

A finales del mes de febrero la parte femenina del blog se fue al Pirineo de Huesca, a la zona del Monte Perdido, para participar en una nueva escapada organizada por Expedición Polar. Durante dos días compartimos ratos con gente amante de la fotografía y descubrimos un entorno completamente gélido y nevado, un paisaje poco habitual en nuestros viajes, teniendo en cuenta que no somos muy amantes de los deportes de nieve, y que difícilmente olvidaremos.

Marzo

El mes de marzo lo dedicamos a preparar los últimos detalles para el gran viaje que tenía que llegar al mes siguiente y, sobre todo, ¡a ahorrar!

Abril y mayo

Hacia finales del mes de abril llegó el momento de pisar por primera vez el continente asiático. Nos casamos y el destino elegido para la luna de miel fue Japón, un país que nos fascinó y por donde estuvimos haciendo una ruta por libre de 10 días que se nos quedó demasiado corta. Hoy en día son habituales las conversaciones en las que surge la pregunta “¿cuándo volvamos a Japón?”.

Pero la luna de miel tuvo una segunda parte que nos llevó hasta una de las islas más famosas de Indonesia: Bali. Durante cinco días estuvimos recorriendo la Isla de los Dioses y llevándonos una grata sorpresa de todo lo que tenía para mostrar el sur este asiático.

Junio

En el mes de junio la parte femenina del blog volvió a participar en una escapada fotográfica de fin de semana en el Delta del Ebro y teniendo el honor de ser una pequeña parte de la organización de esta salida con un grupo de entusiastas de la fotografía. Era la primera experiencia con Escapadas Land/Scape y durante un par de días descubrimos una región maravillosa que esconde paisajes y secretos inconfesables.

Agosto

Después de un mes de julio con bastante trabajo, a principios del mes de agosto pudimos cumplir con otro de nuestros sueños viajeros: conocer Nueva York. Aunque, posiblemente, no nos aportó todo lo que esperábamos (quizá haber ido a Japón hacía pocos meses no ayudó), fue una muy buena manera de desconectar una semana en verano y, lo más emocionante de todo, viajar por primera vez siendo tres (aunque alguien fuera todavía muy, muy pequeño).

Noviembre

El otoño fue una época con mucho trabajo que nos impidió escaparnos a ningún sitio, pero para ello, antes de acabar el año, y tener que dejar de viajar durante unos meses por motivos obvios (una barriga que va creciendo y un bebé que llegará a principios de abril), quisimos cumplir con otro de los propósitos viajeros que teníamos en mente desde hacía mucho tiempo: visitar mercadillos de Navidad del centro de Europa. La región escogida fue la Alsacia, en Francia, y volvimos tan encantados con la experiencia que ya estamos pensando cuáles serán los mercadillos que visitaremos el próximo año, esta vez sí, arrastrando ya un cochecito.

Para nosotros ha sido un año muy feliz a nivel personal y también a nivel viajero. Es evidente que durante los próximos meses nos veremos obligados a reducir un poco el ritmo y la organización de planes (bastante trabajo tenemos reordenando habitaciones y aprendiendo qué significan palabras como isofix, maxi-cosi o baby cook), pero tan pronto como sea posible intentaremos retomar la marcha, aunque la próxima vez tengamos que viajar cargando pañales y biberones.

¡Desde Historias de una cámara os deseamos que tenga una muy buena entrada en el 2017 y que sea un gran año para todos vosotros! Sobre todo, ¡con mucha salud y muchos viajes!
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Share on Tumblr0

Nascuda a Tarragona, sóc periodista per vocació. M’agraden els castells i les cireres i m’apassionen els viatges i la fotografia. En una altra vida vull ser viatgera a temps complet // Nacida en Tarragona, soy periodista por vocación. Me gustan los castells y las cerezas y me apasionan los viajes y la fotografía. En otra vida quiero ser viajera a tiempo completo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies